¿Te consideras fotógrafo/a?

Seguramente alguna vez, cuando alguien ha conocido que haces fotos, y no sólo de tus vacaciones, sino con un sentido artístico, te hará la siguiente pregunta; «pero ¿eres fotógrafo/a?»

¿Que respondemos a eso?

Los más puristas dirían que sólo serían los profesionales, pero no todo el mundo está de acuerdo con esta afirmación.

Me hago eco aqui de un artículo publicado en Xatakafoto, donde explica muy bien la cuestión.

Nos gustaría abrir aqui un debate sobre esta cuestión. Lee el artículo en cuestión y danos tu opinión.

8 comentarios sobre “¿Te consideras fotógrafo/a?”

  1. Nunca me he considerado fotógrafo en el sentido estricto del término y nunca lo haré, ya que no me gano la vida con ello. Es una afición de la que disfruto, a lo mejor no tanto como me gustaría debido a la falta de tiempo. Me gusta hacer fotos, compartirlas con los demás, aprender por mi propia cuenta, aprender del trabajo de los demás y sobre todo pasármelo bien. Supongo que todo depende de la filosofía con la que te tomes tu afición, si eres profesional la cosa cambia porque tienes que rentabilizar tu trabajo.

  2. Definitivamente si. Yo no soy profesional de la fotografía pero si me dedico a la fotografía. Yo creo que fotógrafo es aquel que busca la foto, que intenta entender el porque de una foto, el que investiga, lee, planifica, el que no se conforma con disparar, el que busca un estilo propio y en ese sentido si me considero un fotógrafo. Otro tema es que sea un buen o mal fotógrafo.

  3. Pues la verdad es que es un tema complicado, pero estoy más cerca de la opinión de Antonio.

    A lo mejor estoy equivocado, pero una cosa sería trabajar de fotógrafo y otra «ser» fotógrafo, al igual que pasaría con la pintura.

    Cierto es que para trabajar como fotógrafo tendrías que tener un título, pero ¿cual?. Que yo sepa en Formación Profesional sólo conozco un Ciclo de Grado Superior en Comunicación Imagen y Sonido

    Otra cosa sería, como dice Antonio, hacer arte con la fotografía, y para eso no habría que tener un título sino mucha creatividad y tiempo.

    Además ni son mejores los profesionales ni los aficionados. He visto fotos de eventos sociales (Bodas, Bautizos y Comuniones), y de retratos hechas por profesionales que deberían colgar la cámara y al contrario, cada foto hecha por «aficionados», incluso de corta edad que es para deprimirse de la gran creatividad que tienen.

  4. Desde mi punto de vista la confusión viene en los diferentes significados que los hablantes dan a la palabra fotógrafo.

    Simplificando al máximo la deficinición, fotógrafo es quien hace fotografías. El debate suele comentar cuando hay personas que no le gusta que un primate enseñado pueda ser fotógrafo, e introducen una componente calificativa en la propia defición que es la que genera controversia.

    Llegados a ese punto, lo de ser fotografo profesional o no, solo indica si perciben remuneración o no por tus trabajos, y es tan simple como añadir en la frase, soy fotografo profesional. Lástima que muchos de los que usan el lenguaje suelen atribuir mejores cualidades a la persona que cobra por una actividad sin motivo ni pruebas.

    Me causó la comparación hecha por Tramkos, «Tener un piano no te hace pianista», nada más obvio, ni para ser fotógrafo hay que tener cámara -de hecho muchas veces es mejor alquilar para trabajos puntuales que comprar para tener- por lo que curiosamente caigo en la tentación de usar el mismo argumento para sostener que me atrevería a decir que él es fotógrafo -y además propietario de una cámara-.

    No es condición sine qua non tener estudios reglados en fotografía para trabajar de fotógrafo, y menos aún si se adentra en la parte más artística de la misma.Y existe el Grado Superior en Fotografía Artística en muchas Escuelas de arte, que cazarían mejor que Ciclo de Grado Superior en Comunicación Imagen y Sonido.

    Como conclusión, y en respuesta a la pregunta origen, considero que los pertenecientes a esta asociación dedican una buena parte de su tiempo a ser fotógrafos y no por decirlo o dejarlo de decir se debe juzgar como autoególatra o no. No olvidemos nunca que nuestras obras no hacen más que empezar donde acaba el papel, pues le quedan un largo recorrido hasta la mente del receptor que le dará sentido y completitud, pudiendo ser frecuente la no consecución de la evocación del sentimiento perseguido , sin que por ello, esté tecnicamente incorrectamente ejecutado.

    Saludos

  5. La verdad es que cada opinión va aportando una visión interesante. Me gusta tu opinión Juancho, creo que además muy bien argumentada.

    Estaba casi por decir que no me considero fotógrafo después de intercambiar opiniones con fotógrafos profesionales, pero me gusta la definición que has puesto de fotógrafo/a.

    Luego habría que ponerle la coletilla de fotógrafo «aficionado» o fotógrafo «aficionado», sin tener ninguna relación con la calidad de la obra como dije más arriba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.